viernes, 28 de marzo de 2014

Hora de Viroides

Muy buenos viernes, lectores

Hoy hemos venido a proponeros una aventura.

Hasta ahora nos hemos centrado en un mundo un tanto restringido. Hemos hablado de personas, plantas y animales. De amebas y parásitos variados. Del amor y las fiebres hemorrágicas. Hemos hablado de virus gigantes, normales  pequeños. Pero hoy, vamos a ir un paso más allá. Vamos a bajar un peldaño en la escala de la no-vida
Imagen del PSTV, un viroide famoso

Hoy, en nuestra Hora de Aventuras particular, vamos a hablar de los viroides.

¿Y qué es un viroide? Pues bien, según el ICTV (International Committee on Taxonomy of Viruses), los viroides son una "ristra", a falta de una palabra mejor, de RNA circular que infecta a las células de una manera parecida a los virus. De ahí su nombre, viroides. Que significa "parecido a los virus". 

Hasta 1971, se creía que cualquier cosa que no tuviese proteínas propias no podía ejercer una función específica. Hasta los virus, que eran la forma de vida más sencilla que se conocía, tenían una cubierta de proteínas en el peor de los casos. 

¿Qué hacer hoy?.. mmm... Quizás
romperé un dogma científico
Pero en esto llegó un señor suizo-americano, Theodor Otto Diener, y descubrió que una enfermedad de la patata la causaba una molécula de unas 359 pares de bases, circular, y completamente pelada. Sin proteínas. Nada de nada. Porque era todo demasiado fácil. 

Tiempo después, nuestros amigos de la ICTV, que se dedican a clasificar taxonómicamente a los virus (Hay gente que disfruta con el Sálvame, ¿por qué no taxonomistas?) dedujeron que los viroides no son virus por las siguientes características: 
  • No tienen cápisde y son de bajo peso molecular
  • Los tejidos infectados no contienen partículas parecidas a virus
  • Sólo una molécula de RNA se requiere para la infección
  • No codifican proteínas
  • Se replican autónomamente en células susceptibles de infección

Por lo tanto, no son virus. Es decir, no son virus, porque no son virus. Igual que una patata es una patata porque no es una zanahoria. O una bruja es una bruja porque pesa lo mismo que un ganso. Para que digan que los científicos no tenemos sentido del humor...

Tirando del hilo, actualmente se conocen dos familias, los Pospiviroidae, fundada por el Potato Spindle Tuber Viroid (Tubérculo Fusiforme de la Patata) y los Avsunviroidae, fundada por el Avocado Sunblotch Viroid (Mancha Solar del Aguacate). Los viroides, además, parece que sólo infectan células vegetales y cloroplastos, secuestrando su maquinaria replicativa.

De los viroides, además, se cree que pudieron ser un paso evolutivo previo en el "Mundo RNA", ya que algunos presentan, en su estructura secundaria, funciones de ribozimas, en concreto de cabeza de martillo. 
Por último, una curiosidad. Los viroides fueron clave para comprender el mecanismo de actuación de los siRNA, ya que su funcionamiento es muy parecido. 
Patatas afectadas por PSTV (a la derecha)

Y esto va a ser todo por hoy. Si algún experto en viroides lee esto, sabrá que nos ha faltado comentar alguna que otra característica de su estructura, y su método de replicación. Como hoy es viernes, os dejaré todos estos datos para que los disfrutéis un lunes, que sabemos que os gusta...

Pero no os creáis ni mucho menos que el mundo sub-viral se compone solamente de los viroides, no. Tenemos a los subviroides, a los virus satélite y a los virofagos, que infectan virus gigantes (si, lectores, virus que infectan a virus). 

Poco a poco, entrada a entrada, vamos complicando el asunto, ¿eh? Pero... ¿y lo que nos reímos?


Hasta la próxima entrada, lectores.


PD: Mis fuentes, aqui, aquí y aquí. Además, hemos usado como base el artículo de la Revista de la Sociedad Española de Virología "Descendiendo por la Escala Biológica Hacia la Frontera y el Origen de la Vida: Los Viroides" cuyo autor es Ricardo Flores, y que aparece en el volumen 14, nº3 de 2011. El enlace, en la página 39 de la revista, que podéis encontrar aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario