lunes, 7 de abril de 2014

No se Puede Torear con Botas de Esquí

Muy buenos días, queridos lectores

Hoy vamos a abrir una nueva sección del blog. Es increíble que, después de 30 entradas, aún nos queden secciones por abrir. Os voy a explicar un poco en qué consiste este nuevo apartado. 
Si os fijáis en el título del blog, dice "Grupo de Jóvenes Virólogos". Pues bien, hasta ahora hemos hecho hincapié, como dice Daniel Durantes, miembro del Grupo, en la parte de "Virólogos", pero nunca hemos hablado de los que significa ser "Jóvenes". 

Así que hoy empezamos con ello. 

Y quién mejor para empezar que el que os escribe estas líneas. 

Siendo como soy, os voy a contar cómo se busca un doctorado, y porqué es lo más parecido a ligar que he hecho en mi vida. 

Cierto es que puedes buscar un doctorado rellenando solicitudes sin más, al tun tun, pero eso no te lleva a ninguna parte. Es como pescar sin caña, no te reportará peces por mucho que lo intentes. 

Buscar un doctorado es como ligar, y os lo voy a demostrar. 

Ante todo, hay que tener en cuenta que para buscar un doctorado debes seguir una estrategia de esfuerzo y perseverancia. No llegará todo rápido y a la primera, deberás currártelo como un persona de color, trabajar como un becario y sudar como Gebrselassie ganando una medalla olímpica. De ahí el título de la entrada. Por mucho que sea como ligar, no puedes aplicar la misma estrategia paso a paso, de la misma manera que no puedes torear con botas de esquí.

Ojo con las becas de económicas,
que acechan el las esquinas...
Aun así, es muy parecido.

Primero, llegas a tu buscador de becas favorito, que será el análogo de tu discoteca. Normalmente hay becas de todo tipo, desde geología (chicas gordas), química (chicas feas) o incluso económicas (el típico guiri que se ha metido en un bar y está mas perdido que un pulpo en un garaje). Pero buscando llegas a tu zona de preferencia, las becas científicas (que serán las chicas guapas). 

Ojo, antes de entrar a ninguna deberás mirar bien sus condiciones. Aquí hay que ser superficiales. Si no te van las chicas con tres dedos en cada mano, no elijas una beca de bioinformática, y si no te van las escandinavas de dos metros que abren latas con las coletas, no elijas genética de poblaciones. 

A nosotros nos van las morenas clásicas, las de trabajar a destajo de 8 a 23 en el laboratorio para que el viernes se te hayan muerto las células, las de "dios mío de mi alma, estos datos no tienen sentido estadístico alguno". Así que las localizaremos con mucho cuidado. Ojo si tienen mechones rubios bioinformática. No serán tu terreno, pero puedes aprender a manejarlas (esto me lo dijo un escocés "no me importa si no sabes, aquí te enseñamos y listo"). 
Esa plaza en entrada de virus con un montón de técnicas
moleculares, con su señalización celular y sus cultivitos...

Llegado el momento en el que has identificado a tu presa, esa beca inocente de la esquina, que acaba de entrar en el pub "Naturejobs", llega el momento de sacar el pico y la pala. Porque no vale con rellenar la solicitud, y que sea lo que Dios quiera. No, lectores míos, hay que currárselo un poco más. Hay que ver qué clase de gente la rodea (grupo, medios y publicaciones), para poder entrarle bien. 

Porque el primer contacto es clave. Igual que tú no te acercas a una tía en la discoteca por primera vez y la agarras de los pechos, el primer mail de petición de beca no consiste en un "hola que tal, ¿me contratas?". Hay que ser sutiles. Informarse de lo que hay. Esto dará un mail sofisticado, ligero de leer, donde le enganchas y te responde al día siguiente con algo positivo

Es muy probable que no ligues, porque siempre hay un asiático que lo hace mejor que tú, o un tío con un ferrari aparcado en la puerta, pero tú eres el Macho Beta que se lo curra, el que justifica frases como "el que la sigue la consigue" o "a la tercera va la vencida". El tío con cara de niño que se deja barba y parece que corta robles antes de tomarse el café. El que calvo y con orgullo. Ese eres tú. 

El Macho Beta que se lo curra, antes o después
firmará un contrato con una plaza genial
Antes o después conseguiréis una entrevista por skype, que es el equivalente a la primera cita. Aquí todo lo que pueda ir mal lo hará. Pero superaréis esas dificultadas y tendréis la dichosa entrevista. Y os luciréis. Yo os voy a poner mi ejemplo: El otro día, un científico en Praga, para cerrar la entrevista, me preguntó que porqué debía contratarme. Yo, con todo mi poderío de Macho Beta acostumbrado a los rechazos, le dije "Porque seré tan bueno y tan buen científico, que cuando acabe estarás orgulloso de mí". 

Una cosa os digo, para terminar la entrada. Buscar (y encontrar) beca no es fácil, lectores, igual que buscar (y encontrar) pareja no lo es. Tienes que picar piedra, equivocarte, ponerte nervioso, esperar y sufrir. Es un proceso largo y desesperante, y muchas veces pensarás en dejarlo y pedir dinero a la puerta del supermercado, o dedicarte a otra cosa. Pero existe el final, la luz en el túnel y esas cosas. 

Yo os digo, desde aquí, que nunca desesperéis, por fea que pinte la cosa. Si os movéis, si echáis ofertas, encontraréis la plaza de vuestras vidas. Os lo aseguro. Todo científico tiene su puesto ahí fuera, pero tienes que salir a buscarlo. Porque la historia de dos que se encuentran de casualidad sólo pasa en las películas...


Y con esta entrada fuera de lo común acabamos el lunes. Os esperamos en la próxima, lectores. 


6 comentarios:

  1. Y qué? Conseguiste el doctorado en Praga? No has pensado que unos 20-30 más candidatos han dicho lo mismo que tú? Me parece que la mejor estrategia seria ser sincero y conocer la materia.

    ResponderEliminar
  2. Anda, no me había dado cuenta... En serio que otras 20-30 personas han echado la oferta para la plaza? Ilumínanos más con tu sabiduría. Y más aún, en qué momento he dicho yo que no he sido sincero? Es por lo de "estarás orgulloso de mí"? Porque decir que miento ahí lo considero una ofensa a mi persona, y eso no lo tolero.

    Y siguiendo en tu comentario, insinúas que no conozco mi materia. Mire usted, señor "anónimo", yo tengo una carrera en Biotecnología, un título propio en Administración y Dirección de Empresas Biotecnológicas y un Máster en Virología. Hice mi trabajo Fin de Carrera en el NYU Langone Medical Centre, donde trabaje de sol a sol (algunos días de 9am a 11pm) para tener un buen currículum y aprender todo lo posible, y desarrollé mi trabajo Fin de Máster en la Universidad Complutense de Madrid, yendo al laboratorio por la mañana y a clase por la tarde. Tengo experiencia extracurricular como monitor de campamento y como organizador de congresos científicos, y soy medio músico.

    Así que no toleraré que venga usted, escudándose en el anonimato, a acusarme de que miento y no sé de lo que hablo. Faltaría más.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esta entrada de Blog y por la anterior. A mi me parecen motivantes. Te deseo que todo lo que buscas lo consigas muy pronto. bendiciones

    ResponderEliminar
  4. Señor, no tengo ni la menor intención de ofenderle, ni molestar, ni mucho menos poner en duda su sinceridad. Piense que Usted ofrece aquí un espacio abierto para la discusión e intercambio de experiencias.

    No recuerdo quien lo dijo: "No tendremos serenidad si tenemos un ego muy sensible".

    Al fin y al cabo, Usted es el dueño de este blog, señor, entonces puede fácilmente borrar mi mensaje si le parece ofensivo. De hecho, si me permite sugerirle algo, con todo respeto, le sugiero borrar nuestra conversación. ¡Qué pena me da saber que mi comentario le molesto!

    Que Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  5. Lo siento mucho pero me veo con la obligación de intervenir. Primero de todo, una cosa es discutir e intercambiar experiencias y otra cosa es atacar como lo ha hecho el anónimo que, lejos de mostrarse como es, sigue escudándose en el anonimato. Eso es muy fácil y en mi opinión, una muestra de cobardía, pues mi compañero Rafael se ha tomado mucha molestia en contar su experiencia tal y como la ha vivido, mientras que no sabemos nada de si el anónimo tiene más o menos experiencia y si quiere, puede compartir la suya y así aprendemos todos de todos.
    Por otra parte, Rafael no es el dueño de este blog, somos un Grupo de Jóvenes Virólogos que lo coordinamos su contenido. Y como miembro del grupo y administrador de las redes sociales, no comparto el borrado de la conversación, eso sería censura y los comentarios deben constar.
    Finalmente, el ego puede ser muy sensible si quien intenta penetrar en él lo hace bajo un manto de invisibilidad como lo ha hecho el anónimo. En vez de borrar sus comentarios debería justificar sus palabras.
    Y con el fin de que se llegue a resolver esta polémica discusión, espero que el anónimo responda cordialmente, pues no se pretende sino aclarar todo esto con la mayor rapidez posible. Estamos contentos de recibir comentarios, pero reduciendo lo ofensivo y siempre y cuando se muestre uno tal y como es. El anonimato es, en mi opinión, una forma muy fácil de poder decir lo que uno quiera sin dar pie a que el otro se defienda.

    Daniel Durantes Pineda
    Grupo de Jóvenes Virólogos

    ResponderEliminar
  6. Hola! He encontrado la entrada muy interesante. Me gustaría saber si me podríais facilitar una dirección de correo electrónico para ponerme en contacto con vosotros. Yo también soy biotecnólogo y querría mostraros mi estrategia actual para conseguir doctorado. Estoy seguro de que podréis criticarla de algún modo. Eso me servirá para mejorar.

    Muchas gracias por vuestra ayuda!

    Sergi Guerrero (Serggi4@msn.com)

    ResponderEliminar